martes, 9 de diciembre de 2014

Mamá, ¡De grande quiero ser sola!

Tengo 45 años y estoy haciendo ahora lo que quería ser de niña… con muchas dificultades, pero lo hago. Y claro que no era estar sola… aunque creo que igual deberíamos educar para ello y no en amores románticos que luego nada tienen que ver con esa construcción diaria que significa estar acompañada y acompañar a otra persona.
De chica quería ser pintora, de niña no estaba interesada en novios… era un bichito de cabello rizado y largo que aunque mi mamá me hiciera trenzas al ratito ya estaba perfectamente despeinada, desde los 10 años usé gafas y los que escogí (o escogieron, no recuerdo) eran horribles!!!... Odiaba el color rosa y los encajes, los vestidos no me gustaban porque se me veían los calzones cuando jugaba (aunque tampoco era de esas niñas que hicieran mucha actividad física), era regordeta y prefería leer libros a correr o treparme a algún lugar. Un bicho raro que además disfrutaba estar sola y dibujar, leer y papar moscas observando todo (alguna maestra decía que era muy distraída… que sería astronauta de grande por aquello de andar en la luna). Tenía amigos y amigas, siempre más niños que niñas porque no me gustaba jugar con muñecos a las mamás ni hablar de si los niños eran guapos o no… una vez fui castigada por las niñas porque en una de esas leyes de hielo colectivas las “niñas” no debían hablarle a los “niños” y ¿si mi mejor amigo era Franciso? ¿Por qué sin ninguna razón le iba a dejar de hablar?… así que me castigaron… los niños hicieron causa común conmigo hasta que paso el castigo.
Entonces no pensaba yo en novios, ni suspiraba por niñas o niños… debí ser muy rara porque también tenía muy claro que no quería ser mamá ¿Por qué debía entrenarme en poner pañales y vestir muñecos que parecían bebés reales si no quería hacerlo nunca? Creo que mis papás lo entendieron la vez que los reyes magos me trajeron unos muñecos gemelos y uno se lo regalé a mi hermana y otro a una tía… ;D
Pero años después ¡wow! Los niños comenzaron a ser muy guapos unos y muy interesantes otros… aunque siempre me daba pena y creo que a ellos también, a los que yo les interesaba (porque bicho raro seguí siendo siempre…) Figúrense, dos me dijeron años después que yo les gustaba mucho...¡añooos! ¡ach! lentos.
Claro que no quiero estar sola, supongo que pocas personas quieren estarlo o sentirse así. Pero como quiere la mayoría, (supongo, o al menos yo sí ) quiero estar de compañera de un hombre que quiera estar conmigo, que no sea perfecto pero que aceptemos ambos la suma de defectos y aciertos que somos todo/as. Si la persona que quiero o me gusta piensa que hay otra mejor que yo o quiere cambiarme, aunque me duela mucho prefiero que vaya a buscar la persona adecuada para su camino de vida y no esté conmigo por "mientras aparece la perfecta". Eso es no tener coraje para ir y buscar lo que uno/a quiere ¿no?
Pero me jode mucho cuando hombres y mujeres piensan que una mujer sólo puede ser simpática o platicar con un hombre sin otra intención (sexual obvio) sólo si ya está “acompañada”, siendo sola (es decir sin una pareja conocida) enseguida asumen que ella, la “sola” está coqueteando con él porque quiere ser su novia, o su amante o casarlo… ¡puaj! Entonces una o es una “urgida” o “es lesbiana” o “amargada” Una mujer sin una pareja que la valide pues.¿Por qué no dicen lo mismo si estoy siendo simpática con una mujer?
Porqué entonces, ¿sólo puedes ser amiga o pasártela bien con un hombre, si él es gay o tú lesbiana?  ¿o anciana (porque las personas viejas ya no tienen vida sexual, ¡plop!) o "respetable" madre (porque obvio que todas las madres mexicanas son castas)… ¿neta?
Ayer un fulano en un lugar que frecuento para dibujar hizo un comentario que me enojó mucho. Estaba platicando con otro compañero que me cae muy bien, en un ambiente que me gusta mucho y donde he hecho amigas y amigos… entonces ese sonso dijo:
-¿Qué, ya te estás apuntando?
¡¿Apuntándome con el compañero?! ¿Sólo por reírnos y platicar?... ¡a chinga! (a ese fulano no le quedaron muchas ganas de volver a dirigirme la palabra después de mi respuesta y la cara que le puse)
Tengo otros amigos con quienes río y platico y juego… también amigxs queridos sugieren que si me gustan esos con quienes me río y no me enojo tanto… pero entonces… ¿es así?… Yo digo que no, cuando tenía pareja estable a los ojos de todo/as también seguía siendo como lo soy ahora y nadie, NADIE, hacía comentarios frente de mi sobre si me gustaba fulano o mengano, sólo por el hecho de “interactuar” con él más de lo habitual… ¡ah! Entonces la diferencia es que ¿soy sola?
Soy sola porque prefiero eso a una relación fallida donde aparente lo que no está sucediendo: que nos amamos… ¿Soy amargada? Probablemente, soy muy enojona y hay cosas en mi país y lo que veo que no me gusta, que me frustra, de las que estoy decepcionada… pero no aún no de enamorarse, de que siga maravillándome que una persona se sienta atraída sin explicar el porque a otra persona y surja por mucho o poco tiempo, de seguir siendo feliz a mi manera con mis relaciones que una persona no está sola nunca.
Soy sola si se refieren a los hijo/as por elección, y no para justificar que una mujer puede estar sola porque finalmente ya cumplió con su función “natural” de traer hijos al mundo y sacrificar su vida amorosa por el bienestar de ellos… esa especie de santidad que da ser madre (y de castidad obligada o sobreentendida… )
Me gustan los hombres, me gustan mucho… pero no TODOS los hombres ni estoy buscando casarme o adquirir valor ante lo/as demás porque un hombre ya me validó… No, ¡me niego! Soy valiosa por lo que soy, como soy y lo que quiero ser yo.
Y sí, estoy enamorada de un señor, o creo estarlo y me emociona mucho las pocas, muy pocas veces que interactuó con él… pero ni mi amargura, ni mi soledad, ni mis amigos dependen de eso que siento, y si él siente lo mismo será cuestión sólo de nosotros… no de aparentar los sentimientos. Y seguiré siendo amigable con mis amigos hombres como lo soy con mis amigas mujeres… como lo he sido siempre. Pienso.

2 comentarios:

Martes de cuento dijo...

En este post tan largo y sincero, te olvidaste de algunas cosas: eres amable, solidaria, colaboradora, un encanto de mujer y una artista grande, grande, grande.
Un abrazo de varios kilómetros.

Margarita Nava dijo...

Muy gentil de tu parte estimada Nona!!! ;D