lunes, 1 de julio de 2013

Campos del Seminario, Puebla


"Jugábamos, descalzos por este campo, 
estábamos jodidos todos, pero él si se superó..."
(Hablando de Mario Marín, el "Goberprecioso")


¿Cuántas veces decimos, lo/as adultos que los jóvenes son el futuro de este País? En este país, donde según notas, hay niños en el sur que de grandes quieren ser proxenetas y en el norte hay quienes dicen que sólo aspiran a ser sicarios ante la falta de oportunidades.

En este mismo país hay un lugar en Puebla cuidado por vecinos/as que se han superado así misma/os para mantener un espacio constructor de PAZ desde hace 50 años conocido como "Campos del Seminario" dedicado a actividades deportivas para jóvenes, niño/as y sus padres. Dá servicio a 16 colonias y se los van a dar a UNA sola familia (de las más ricas del Estado, por cierto)
El punto morado muestra el sitio exacto de "Campos del Seminario" en Puebla

Es un terreno de 6 hectáreas muy cerquita del Club Campestre. Ahí a diferencia de otros espacios abandonados que resultan más focos rojos que lugares de esparcimiento, se extiende un lugar de canchas de futbol, de beisbol, columpios, subibajas y una resbaladilla para los/as más pequeños. Franqueado por paredes que delimitan esos 6300 metros cuadrados a su alrededor crecen pequeños árboles que "ya la libraron" nos cuentan, para crecer aún en tiempos de sequía. Han sido regados por un grupo de personas, la mayorìa ya muy mayores que están preocupados de perder ese predio para la comunidad. 

Arbolitos que "ya la libraron" para la época seca...
El gober precioso, Mario Marín, lo conoce bien, ahí jugó de niño y al término de su mandato revirtió el Decreto de Expropiación que permitia hacer de ese predio "un bien común" haciéndolo pasar como "Predios rústicos" que no son de utilidad pública y entregarlos así a una sóla familia.



Se llega por dos accesos al predio, lo primero que se advierte es un lugar limpio y sobre todo vivo, de canchas para distintas edades donde lo mismo está un padre ayudando a sus dos hijos pequeños a meter un gol, como una madre muy joven subiendo con paciencia a un bebé de 3 años a la resbaladilla una y otra vez para que se ría. Y hay un niño vestido de beisbolista de no más de seis años empujando a cuatro niñas en los columpios, sus padres están enfrascados en un partido de beisbol (de los cinco partidos que estaban al mismo tiempo en ese gran espacio)



Niñas y niños jugando

Es un lugar seguro porque no hay peligro de que la pelota corra hacia la calle y los autos. Llegamos y antes que nada se percibe esa confianza de comunidad tejida cada semana a base de ejercicio y cansancio sano, de esparcimiento. De tejido social que contiene y refuerza a jóvenes.

Don Galdino y la Sra María Elena nos atienden, nos ofrecen sombra, unas sillas y un refresco para el calor. Nos platican de lo preocupados que están, de que ya han visto a más de 60 funcionarios, de todos los niveles de gobierno: municipal, estatal y federal. Manejan toda la información de tanto que ya han contestado preguntas aquí y allá.



Practicando el tiro de penal 


Era una hacienda enorme, la Hacienda de Jajalpan. Hace 50 años la dueña fraccionó, vendió, pero donó a un sacerdote un terreno de 8 hectáreas para un seminario y que se ejercitaran no sólo en espíritu. Con el tiempo esos campos fueron usados también por la comunidad. De ahí que se les conozca como "Campos del seminario" fué quedándose rodeado por casas y perdió 2 mil metros. No había dueño/a y terminó siendo expropiado para "áreas verdes" al no acreditarse la propiedad. 

La Sra Ma. Elena nos cuenta que ahí cerquita vivía Mario Marín... Dn Galdino redondea la historia contándonos que varios como él, jugaron juntos ahí mismos -descalzos pues, estábamos todos jodidos... pero él si creció si fue más...- Refiriéndose a que llegö a ser gobernador de Puebla.


También sabemos que el mismo Mario Marín poco antes de terminar su mandato revirtió el decreto que amparaba que esos campos siguieran siendo de la comunidad para áreas verdes. Poco después apareció una rica familia con un título de propiedad que no han podido verificar. Y un día llegó la maquinaria... y se tuvieron que retirar porque toda/os los vecinos se movilizaron para defender sus campos. Pero cualquier día regresan.

Don Galdino también nos cuenta que tienen un proyecto arquitectónico para que ese gran predio, tenga canchas en forma, una ciclopista y una pista para correr. Y cuentan ilusionados pero también como si fuera un sueño muy difícil de alcanzar porque el presupuesto es de 24 millones para que sea un gran campo deportivo. Nos dicen, -si nos han prometido pero primero los papeles deben estar en regla para acceder a recursos y programas- (supongo que de todos los partidos de todos los colores que tienen las bardas pintadas para las próximas elecciones les han prometido lo mismo)


Ayudando a superarse... 

Cuando se construyen espacios de PAZ y solidaridad, de trabajo por otro/as que son nosotros/as mismos creamos lazos, lo que le dicen: tejido social. Y entonces se establece una sinergia que une a grupos entre sí. Ese derecho a la comunidad que nos hace sensibles y que permite crear una sociedad justa para todas y todos. Por eso llegamos ahí, por eso llegué con un grupo de jóvenenes activistas y entre toda/s se platicó la idea de hacer un torneo, de visibilizar y dar a conocer a quienes no están enterados de que nos quieren quitar a todo/as un espacio seguro y de actividades al aire libre para beneficio de una sola familia.

Dn Galdino y la Sra María Elena se mostraron interesados y solidarios cuando ese grupo de jóvenes les propusieron entre otras actividades, pintar esas bardas, llenarlas del color de las personas y no sólo de promesas de partidos. Por eso el 21 de julio comenzaremos a pintar con dos temas: #GuarderiaABC y #Pinta vs la Trata de personas.

¿Nos ayudan? Todo es bienvenido y se agradece. Difundir el peligro en el que está un predio de 6 hectáreas que beneficia a cientos de jóvenes y niña/os, a adulto/as. Pedir a autoridades de todos los niveles vuelvan sus ojos sensibles al peligro en que están los derechos de la comunidad a tener áreas verdes y espacios de esparcimiento y de deporte. Acompañarnos a pintar una barda el 21 de Julio de este año. Proponer actividades y premios para un torneo. Cooperar con pintura y brochas para que entre toda/os pintemos mensajes de solidaridad para las familias de 49 bebés en Sonora que nunca debieron morir. Para pintar, soñar e imaginar que nadie es dueño de ninguna persona y no puede venderla, ni comprarla ni traficar con la vida.

¡¡Invitado/as pues!!. Mayores informes con @ContingentePue



Una vista de Campos del Seminario, Puebla. México











1 comentario:

Anónimo dijo...

Es necesario defender ese espacio para la gente común, que ahora no tiene un patio, ni la calle para que sus hijos puedan jugar libremente sin peligro de ser atropellados.
Somos muchos los ciudadanos sin acceso a un club deportivo como los Alfa de Puebla, vean el mapa si desaparecen los campos del seminario ¿hasta dónde se trasladaran la gente para hacer ejercicio al aire libre?